Crackers de espelta con ventresca de bonito

Hoy te traigo una cena sencilla y muy rica: unos crackers de espelta con ventresca de bonito y berenjena asada.


Los crackers de espelta

No sé tú, pero yo hay días que cuando llega la hora de cenar estoy tan agotada que no me apetece ponerme a cocinar, y eso que me encanta. Muchas noches lo soluciono abriendo la despensa y sacando una lata de conserva. Pero ¡ojo!, me refiero a una buena conserva.

Y puede que te estés preguntando, ¿Hay conservas buenas? ¿Es saludable consumir conservas? Depende de la conserva. Una de las cosas importantes a tener en cuenta es la calidad del aceite, la mejor opción es la de aceite de oliva virgen extra o al natural. Puedes aprovechar incluso el líquido de las conservas que te he nombrado ahora para hacer una mayonesa, aliñar una ensalada o añadirlo a la salsa en el caso de un plato de pasta o similar.

Yo suelo tener siempre en la despensa alguna conserva de pescado como mejillones, sardinas, anchoas, bonito…Son perfectas para una cena improvisada, de picoteo o para llevar donde sea. Y son una buena fuente de ácidos Omega 3.

Voy a utilizar en esta ocasión ventresca de bonito de Conservas Serrats. La ventresca es una parte muy jugosa y sabrosa del bonito, un ingrediente que luce por si sólo. Por ello voy a acompañarla simplemente de un poco de berenjena asada y como base unos crackers de espelta finos y bien crujientes.

Esta receta de crackers o cráquers de espelta es muy sencilla, queda muy crujiente y se prepara en 15 minutos. Como vamos a encender el horno para hacer los crackers aprovechamos para asar la berenjena. De hecho podemos aprovechar para hornear cualquier otra verdura que tengamos.

En el blog tengo varias recetas hechas con harina de espelta que puede que te gusten, como este pan de espelta o este bizcocho de chocolate saludable.


Ingredientes

  • 100 gramos de harina media fuerza
  • 1 gramo de sal
  • 1 gramo de levadura seca de panadero
  • Pizca de pimienta negra
  • 40 gramos de AOVE
  • 40 ml de agua
  • Pipas de calabaza
  • 1 berenjena
  • Ventresca de bonito

Elaboración de los crackers de espelta

-Mezcla todos los ingredientes en un bol, quedando una masa compacta pero algo pegajosa.

-Envuelve la masa en film y deja que repose unos 15 minutos.

-Precalienta el horno a 190º C.

-Corta la berenjena por la mitad y hazle unos cortes por la superficie, espolvorea un poco de sal encima y deja que repose unos 30 minutos. A esto se llama sangrar la berenjena, yo siempre lo hago para retirar el amargo. Cuando haya soltado unas gotitas, la seco con un papel de cocina y ya está lista para hornear.

-Coloca la masa de los crackers encima de un papel sulfurizado, extiéndela con ayuda de un rodillo de forma rectangular y déjala lo más fina posible.

-Píntala la masa con un poco de aceite de oliva.

-Hornea la masa de los crackers durante 15 minutos aproximadamente y la berenjena unos 20 minutos más o menos. El tiempo siempre es orientativo, depende del tamaño de la berenjena.

-Deja enfriar la masa de cracker sobre una rejilla y córtala en trozos del tamaño que consideres.

-Con un tenedor retiras la carne de la berenjena, la pones encima de un cracker y le añades un poco de ventresca de bonito por encima con un poco de su propio aceite. ¡Y ya tienes lista la cena!

crackers de espelta

Conservación de los crackers

Los crackers se conservan bastante bien y siguen crujientes días después si los guardamos en un recipiente con cierre hermético.

La masa cruda se puede congelar como hacemos con la masa de la pizza. La envuelves a piel con film y al congelador.

La berenjena asada es una receta de batch cooking perfecta, puedes hornear varias a la vez y hoy la utilizas para cenar con estos crackers y mañana para una escalivada.


¿Te animas a preparar esta receta?

Si preparas esta receta etiquétame @lawebcinera y la compartiré.


Sígueme en Facebook aquí o en Instagram aquí!