Pediatra, ¿de pago o Seguridad Social?

Hola de nuevo! En el post de hoy -Pediatra, ¿de pago o Seguridad Social?, voy a compartir mis experiencias tanto del ámbito público como privado de la sanidad.

Antes de hablar sobre los pediatras me gustaría hacer un breve resumen del nacimiento de Bernat.

Di a luz en un hospital público, concretamente en el Hospital Clínico de Valencia, un sábado (mal día, guardias…) tras dos días con contracciones.

pediatra

En los hospitales están promoviendo que el parto sea lo más natural posible, con el menor número de personal asistiéndote y evitando al máximo el uso instrumental (ventosa, forceps…).

Pues bien, cuando di a luz a Bernat llegaron a haber 12 personas en la sala de parto y dado que tenía la manita en la cabeza y no había manera de retirarla, tuvieron que realizarme una episiotomía y utilizar ventosa.

Entré a las 11 con 6 cm de dilatación y Bernat nació a las 15:45, fue rápido aunque podía haberlo sido más aún si los 3 ginecólogos que me asistieron hubieran considerado antes que era necesario el uso de instrumental.

Tras el parto, vivimos otra situación un tanto chapucera por parte del personal sanitario. En la misma sala de parto Bernat pesó 3,080 kg, al día siguiente pesó 3,250 kg. La pediatra no daba crédito, estaba claro que una de las dos básculas iba mal porque era imposible que en menos de 12 horas hubiera aumentado de peso, cuando lo normal es que los primeros días pierdan…

Realmente nunca pudimos saber cuál fue el peso de nacimiento y del cuál partir para hacerle un seguimiento, y esto en un recién nacido es importantísimo.

pediatra

Respecto a los pediatras, mi pareja tuvo la oportunidad de contratar en su trabajo una póliza en Sanitas para Bernat y tras alguna experiencia negativa en la Seguridad Social no nos lo pensamos.

Os cuento algunas de las situaciones que hemos vivido con la pediatra de la Seguridad Social.

En cuestión de dos semanas Bernat pasó de tener dermatitis seborreica a tenerla atópica que son enfermedades completamente diferentes.

En una consulta tras ver que tenía costra láctea y algunos granitos en el pecho me propuso probar unas muestras de Sebamed de Laboratorios Leti porque Bernat padecía de dermatitits seborreica. Terminamos comprándole el gel de baño y la leche corporal de la farmacia siguiendo los consejos de la pediatra. A la semana, tenía casi todo el cuerpo lleno de granitos y muy convencida me dijo que tenía la piel atópica, como si no recordase su anterior diagnóstico. Me volvió a recomendar crema de Laboratorios Leti, ésta vez gel y loción hidratante LetiAT4 que es para pieles atópicas…

Lo que estaba claro es que un visitador médico de ese laboratorio la había visitado con frecuencia, ofreciéndole algún regalito interesante a cambio de recomendar sus cremas…

Hace pocos días viví la peor experiencia hasta el momento en la Seguridad Social. Fui a solicitar hora para vacunar a Bernat de los 4 meses en el centro de Salud. La enfermera de pediatría, desde el primer momento se mostró reacia y poco dispuesta debido a que en la anterior vacunación y algunas revisiones las he estado realizando en un centro privado.

Con muy malos modos, me dió cita para el 12 de agosto. En el momento de la vacunación no quiso vacunarlo -siendo ella quien habitualmente lo hace-. Atendió a la paciente anterior que también iba a vacunarse y llegado mi turno solicitó la presencia de otra chica para que fuera ésta quien vacunara a Bernat.

Durante la vacunación quedó patente la falta de experiencia de ésta chica en el trato con bebés, puesto que la enfermera debía indicarle dónde practicar la inyección.

Imaginaros por un momento que sois la madre del bebé, y veis a la enfermera diciéndole a la otra, -pincha aquí y aquí…No podía creer lo que estaba viendo. Ésta sólo se hizo cargo de administrarle la vacuna oral Rotateq y con muy poca gracia, os lo aseguro.

Mientras yo consolaba a Bernat y esperaba los 10 minuntos de precaución por si le daba reacción, vi que cogían el bolso y abandonaban las dos el Centro de Salud (hora del almuerzo, seguramente).

Me enfadé muchísimo por el trato recibido y me quedé con la sensación de que habían practicado con Bernat, entonces fui a pedirle explicaciones a la pediatra. Según ella “la vacuna la había puesto una enfermera, la que sustituye a la enfermera habitual cuando está de vacaciones”. Le respondí que ésta se encontraba presente, que dudaba muchísimo que la otra chica fuese quién la sustituía porque no sabía ni donde pinchar ni administrar la vacuna oral, entonces la pediatra cambió de tema y volvió a insistir en el hecho de que no estuviese vacunando a Bernat en el centro privado…

He presentado una reclamación, porque se debería de respetar en todo momento la decisión de los padres de llevar al hijo al centro que consideren oportuno, en ningún caso llevarlo a un centro privado debería suponer una disminución de la calidad del servicio en el centro público. Menos aún cuando el perjudicado por ésta mala atención es un bebé de 4 meses.

pediatra

Si alguna mamá lee este post y es de Valencia, me gustaría recomendarle la unidad de pediatría de La Casa de la Salud. Mi pediatra se llama Teresa Alcayde Blat y de momento estamos muy contentos.

Ni yo ni mi pareja tenemos ningún seguro privado, pero con Bernat es distinto. En este centro le hacen una revisión todos los meses y en la Seguridad Social sólo cada dos meses, cuando le corresponde la vacunación. Dentro de poco cumplirá los 6 meses y hasta los 12 en la Seguridad Social no le hacen ninguna revisión, tarde o temprano lo hubiéramos llevado a un pediatra de pago.

Espero que este post os haya resultado interesante, hasta la próxima!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *