Futuras madres

Este post es para futuras madres, porque tener un hijo no es solo cosa de 2 como yo pensé…

El día en que te conviertes en madre.

El día 28 de marzo de 2015 sobre las 16.00 h, me convertí en madre por primera vez.

Tener un hijo implica un cambio completo de vida, y así ha sido. Pasé de ser hija a ser madre, y el padre de mi hijo pasó de ser hijo a ser padre. Lógico, ¿verdad?

Hace unos días leí un artículo en el Huffingtonpost titulado Querida yo premamá: es hora de decirte adiós, que me gustó mucho y con el que me sentí muy identificada, donde expresa lo contenta que está siendo madre y los cambios que ello le ha supuesto. Una de las frases que más me gustó fue ésta: “Dicen que, para avanzar en la vida, hay que abandonar a nuestro yo del pasado.”

de ser hija a ser madre

Los primeros días, comparaciones

Bernat tiene casi 17 meses. Cuando lo miro me veo a mí en fotos, con el pelo y las cejas castaño claro, sus rizos, su nariz chata, muy blanco de piel… Sus ojos marrones y sus pestañas extra largas son de su padre, sin lugar a dudas.

Durante las primeras semanas en que la familia y amigos conocen al recién nacido empiezan los comentarios de si se parece más a ti o a su padre.

Seguro que hay algún familiar que esté cegado con el tema, de hecho tarde o temprano llegará el momento álbum con fotos de tu pareja en la edad de tu hijo.

Hay personas que sin haberte visto ni conocido de pequeña o en la actualidad, asegurarán que se parece a su padre o a sus hermanos. Ten paciencia y aprende a ignorar ciertos comentarios.

futuras madres

Biberón o teta, esa es la cuestión

Futura madre, no te dejes influir por las opiniones de nadie. Haz lo que consideres en todo momento.

Mi madre nos dio biberón a mis dos hermanos y a mí, y yo, en cambio, decidí dar el pecho. Decisión que nos llevo a tener muchísimos conflictos.

Yo nunca he juzgado a mi madre porque no pudiera, no quisiera o se dejara llevar por el auge de las leches artificiales del momento. Ella tomó la decisión que quiso.

Puede que te pase como a mí si eres primeriza: la subida de la leche vino entre el tercer y cuarto día tras el parto, pero esto no significa que no estés alimentando al bebé ya que tu pecho segrega calostro. El bebé llorará porque está aprendiendo a coger el pecho, pero no sabe o no puede porque aún no coordina.

Aunque había tomado nota de toda la información que nos dieron en las clases de preparación al parto, no fue fácil. Tanto Bernat como yo necesitamos unos días para aprender y adaptarnos, pero luego nos fue genial!!

Si el bebé llora no hay motivo para recurrir como locos al biberón como si fuese la solución. Yo he visto bebés en la sala de espera del pediatra con unos llantos impresionantes mientras la mamá le daba el biberón. Quiero decir con esto que no penséis que con el biberón todo irá más fácil porque de un modo u otro se necesita un aprendizaje.

De hecho la alimentación de tu hijo siempre es tema de conflicto. Nuestras madres al igual que son de la época del biberón lo son de los purés y triturados.

Si pasados los 6 meses decides darle algo a trocitos para que se vaya acostumbrando, conflicto. Si sigues con el pecho más allá del año, conflicto. Si pretendes que coja la comida con sus manos aunque acabe más bien por el suelo y éste se acabe ensuciando entero, conflicto…

Co-sleeping

Colecho, porque quiero

Cuando Bernat tenía 4 o 5 meses empezó a dormir en nuestra cama, ahora tiene casi 17 meses y sigue durmiendo con nosotros.

Bernat nunca ha tenido problemas para dormir, de hecho tenía que despertarlo yo para darle el pecho y desde que duerme con nosotros menos aún, duerme sus 8 horas seguidas más a gusto que un arbusto.

Tu madre te dirá que siempre duerme mejor en la cuna, otros dirán que se acostumbrará y cuando sea mayor no querrá dormir solo… Que digan. Los que deciden son los padres.

 

Elegir el nombre del bebé

Nosotros teníamos claro que iba a ser en valenciano, hicimos una lista con los 5 nombres que más nos gustaban y a la segunda salió Bernat.

Aunque creas que elegir un nombre para tu bebé es algo entre tu pareja y tú… No es del todo cierto.

El nombre también puede causar conflictos: si se llama como un ex novio de tu hermana, olvídate. Si es en valenciano, porque es en valenciano. Si no sigue la tradición familiar, etc…

futuras madres

Lo coges demasiado en brazos

Futura madre, que no te engañen. Ignora a todo aquel que te diga que lo coges demasiado o que se va a malcriar por querer todo el rato bracitos.

A mí me lo dijo una persona que ahora cuando lo coge en brazos no lo suelta…

El bebé no es un muñeco, no dejes que lo coja la tía y que luego se lo pase a la abuela y se lo terminen dando al abuelo sentado en el sofá.

Si de verdad les importa el nuevo miembro de la familia deberían saber que con quién mejor está es con su madre, que es con la que ha estado durante 9 meses. O sólo en la minicuna durmiendo.

 

Visitas inesperadas

Parece que tener un hijo signifique que la familia puede ir a tu casa y presentarse sin avisar cuando les plazca.

Siempre me ha parecido una falta de respeto para la madre, que necesita unos días para recuperarse, y para el bebé, que se pasa el día durmiendo.

No esperes que la gente piense en ti, así que antes del parto mi consejo es que vayáis avisando a la familia que en el hospital os hagan pocas visitas y una vez en casa, que pregunten cuando os viene bien que se pasen.

 

Guardería, colegio…Educación

Muchos te preguntarán si va a la guardería, te dirán que allí se espabila antes y es muy bueno porque está en contacto con otros niños.

Yo no estoy trabajando, y tanto mi pareja como yo siempre hemos coincidido en que lo mejor es que esté con su madre. A pesar de no ir a la guardería, Bernat se lleva muy bien con otros niños y no tiene ningún problema.

Desde el punto de vista económico en muchas ocasiones tampoco tiene sentido llevar a tu hijo a la guardería. En el caso de que tu nómina sea, como es habitual, inferior a mil euros probablemente acabes destinando más de la mitad de la misma al pago de la guardería y gastos derivados, además de no dejar de criar tu misma a tu hijo.

Más adelante cuando llegue el momento de decidir a qué colegio llevarlo, habrá polémica de nuevo.

 

Y hasta aquí, algunas de las situaciones en las que yo me he encontrado durante este primer año como madre.

Futura madre, ármate de paciencia y que ningún comentario te disguste ni te desespere.  Hasta pronto!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *