Calabacín crujiente al horno

Hoy te traigo una receta de picoteo que te va a encantar: calabacín crujiente al horno.


El calabacín y sus opciones en cocina

Este calabacín crujiente al horno se prepara en un ratito, requiere de ingredientes muy básicos que tenemos todos en casa o pueden sustituirse fácilmente. Están riquísimos y es una idea de comida o cena rápida, de picoteo, ligera…Pero sobretodo, saludable.

Una receta ideal para niños porque puede pasar por un plato de patatas al horno. Aunque no soy partidaria de engañar ni esconder las verduras, entiendo perfectamente que a veces es muy complicado que las tomen y los papás recurrimos a esto.

El calabacín es una verdura muy completa, su consumo tiene más beneficios de los que me imaginaba. Estimula la eliminación de líquidos, es rico en mucílagos (una fibra soluble encargada de regular el tránsito intestinal) y es un gran antioxidante.

Si te gusta esta receta de calabacín, tienes que probar estas otras elaboraciones: tortitas de calabacín , calabacín relleno con bonito o este delicioso plato de pasta con pesto de calabacín asado con el que podemos hacer estas tostas con pesto de calabacín y huevo revuelto.

¡Vamos con la receta de calabacín crujiente al horno!


    Ingredientes

    • 1 calabacín
    • Queso curado rallado
    • Hierbas aromáticas
    • 1 huevo

    Elaboración del calabacín crujiente al horno

    -Limpia con agua el calabacín, córtale el pedúnculo y la zona posterior.

    -Córtalo por la mitad, luego en rodajas de 1 cm de grosor aproximadamente y después como si fuesen patatas en bastoncillos alargados.

    -Bate un huevo y ten preparada una fuente con el huevo batido y otra con el queso rallado junto a las especias.

    -Prepara una bandeja de horno con papel sulfurizado y precalienta el horno a 190ºC.

    -Pasa uno a uno los bastones de calabacín por huevo batido y luego por el queso.

    -Una vez rebozados los dejas en la bandeja del horno.

    -Cuando hayas terminado, hornea a 190ºC. El tiempo dependerá de cada horno. El mío suele calentar más en la zona de dentro y a veces me toca darle la vuelta a la bandeja. A los 5-10 minutos, gira los bastones de calabacín para que se doren por el otro lado.

    -Cuando estén crujientes ya están listos.


    Salsa para acompañar

    Para acompañar al calabacín crujiente he preparado una especie de salsa de pisto picante que está deliciosa.

    Ingredientes

    • 1/2 pimiento verde italiano
    • 1/2 cebolla
    • 1 tomate o 100 ml de salsa de tomate
    • unas gotas de tabasco
    • Pizca de sal

    Elaboración de la salsa

    -Corta en dados pequeños la cebolla y el pimiento.

    -Póchalo todo en una sartén con una pizca de sal.

    -Añádele el tomate. Si utilizas un tomate fresco puedes escaldarlo, retirarle la piel y trocearlo o bien añadirlo rallado. La otra opción es añadir salsa de tomate hecha ya pero intenta que sea con ingredientes naturales.

    -Deja evaporar y que se concentren los sabores a fuego bajo.

    -Añádele unas gotas de tabasco y lista!


    Conservación del calabacín crujiente

    Si vas a preparar esta receta consúmela en el momento.

    Como cualquier rebozado cuando enfría se vuelve blandito y lo rico de esta receta es que quede crujiente por fuera y tierno por dentro.

    No lo calientes en el micro porque quedará aún más blandito, prueba de calentarlo en el horno o fríelo. Aunque no te quedará igual de crujiente que recién hecho.

    calabacín crujiente al horno

    ¿Te animas a preparar la receta?

    Si preparas esta receta etiquétame @lawebcinera y la compartiré.


    Sígueme en Facebook aquí o en Instagram aquí!