Pestiños, un dulce tradicional de Semana Santa

Me encantan las recetas tradicionales. Por eso hoy te traigo un dulce tradicional de Andalucía que se suele consumir mucho en Semana Santa: los pestiños.


El origen de los pestiños

En la actualidad, los pestiños se suelen tomar como postre en Navidad, carnavales y Semana Santa.

Se toman en épocas de abstinencia como la Semana Santa o el Ramadán porque se trata de un alimento energético.

Aunque por los ingredientes utilizados en la receta de los pestiños con miel se ve claramente una influencia musulmana, también guarda una estrecha relación con el resto de culturas.

En la Antigua Roma solían preparar unos dulces fritos y bañados con miel muy similares a los pestiños, se llamaban frictilia o sfrappole y se tomaban durante las Saturnalias, una fiesta en honor a Saturno, el dios de la agricultura.

Otro dulce parecido y anterior a los pestiños, son las fijuelas. Una receta tradicional de la cocina sefardí que también se freía y bañaba con miel. Este manjar, actualmente conocido como hojuelas manchegas, se sigue consumiendo.

También guardan mucha similitud a la shebbakiyya, un postre tradicional de la gastronomía de Marruecos.

La primer obra literaria donde se mencionan los pestiños es en 1528 en «La Lozana andaluza» de Francisco Delicado, porque forman parte del repertorio culinario de la protagonista.

En el libro «Don Quijote de la Mancha» también citan los pestiños como unas masas fritas que zambullían en una caldera con miel.

Cómo hacer pestiños caseros

Si no has preparado nunca pestiños caseros te animo a hacerlo, son muy sencillos de preparar. Digamos que la parte más entretenida es el formado, pero no conlleva ninguna dificultad.

Puedes preparar los pestiños en thermomix o algún robot similar, aunque yo los he elaborado a mano sin problema.

La masa en crudo es muy fácil de manipular, no se pega en la mesa por lo que no es necesario que espolvorees harina ni utilices papel de horno como base. Se deja estirar con rodillo sin problema, de hecho te recomiendo que la dejes lo más finita posible porque durante la fritura se hincha un poco y puede quedar un poco pesado de comer.

Este dulce de semana santa va frito en abundante aceite. Como comento en la video receta, para freírlos he utilizado aceite de oliva virgen extra pero puedes freírlos en aceite de girasol perfectamente.

Tienen una textura hojaldrada y un sabor muy particular gracias a la combinación de aromas del anís verde matalauva, el vino de jerez y el baño de miel.

Si te ha gustado este dulce típico de Andalucía, en el blog tengo varias recetas de dulces tradicionales de Semana Santa como son las torrijas tradicionales con leche o las torrijas de vino dulce.


Ingredientes

  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra Echioliva
  • 100 ml de vino de jerez
  • Cáscara de medio limón
  • 10 gramos de anís verde matalauva
  • 300 gramos de harina de trigo normal
  • Para el baño de miel:
  • 100 ml de miel
  • 25 ml de agua
  • Unas gotas de zumo de limón (opcional)

Elaboración de los pestiños con miel

-Pon a calentar el aceite de oliva en un cazo, añade la cáscara del medio limón y cuando esta tome un color dorado, retiramos del fuego. Y en ese momento añadimos el anís verde y dejamos enfriar.

-Cuando el aceite esté frío del todo, le retiramos la cáscara de limón y mezclamos con el vino y la harina.

-Amasamos todos los ingredientes brevemente, en cuanto estén todos bien integrados dejamos la masa reposar durante 30 minutos.

-Pasado el tiempo estiramos la masa con un rodillo dándole forma rectangular.

-Con ayuda de un cortapizza o algo similar igualamos los lados, retiramos lo que nos sobra para continuar formando más tarde otros pestiños.

-Dividimos la masa en tiras de 7 cm de ancho y cada tira a su vez en rectángulos de 7 cm. Vamos cogiendo cada rectángulo de masa y unimos dos de sus esquinas opuestas. Mojamos una de las puntas con un poco de agua para que se una bien y no se abra durante la fritura.

-Calentamos abundante aceite de oliva en un cazo. Hay que freírlos en varias tandas para que no baje bruscamente la temperatura del aceite. Los meto en el aceite del revés, cuando veo que suben y flotan un poco les doy la vuelta para que se doren por ambos lados. Luego los paso a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

-Mientras los pestiños se enfrían preparamos el baño de miel. Ponemos a calentar la miel con el agua, removemos bien y cuando esté bien disuelta bañamos los pestiños. El almíbar debe estar caliente y el pestiño frío. Una vez bañados los dejamos sobre una rejilla.

-Y listos.


Conservación

Los pestiños recién fritos quedan muy crujientes y son todo un vicio.

Con estos ingredientes salen 20 pestiños, si sobran puedes guardarlos en un recipiente hermético durante 3-4 días perfectamente. Puede que por los días se vuelvan algo blanditos y no estén tan crujientes como recién hechos.


¿Te animas a preparar la receta de pestiños?

Si preparas esta receta, sube una foto a Instagram o Facebook etiquetándome @lawebcinera y la compartiré en mis redes sociales. ¡Me encantaría ver tu receta!


Suscríbete

Si te gustan mis recetas y no quieres perderte ninguna, suscríbete a la Newsletter y recibirás en tu propio email 5 recetas y 2 video recetas de mi canal de Youtube semanalmente y de forma gratuita.

Suscribirte es muy sencillo, sólo tienes que poner tu nombre y correo electrónico y hacer click sobre el botón «Me apunto».


Sígueme en Facebook y en Instagram para no perderte ninguna receta.


¡No olvides comentar qué te han parecido la receta de pestiños con miel aquí debajo, en comentarios!