Todo lo que debes saber sobre las grasas trans

Hola, hola!!

En este post vamos a hablar sobre las grasas trans, todo lo que debemos saber de ellas.


¿Qué son las grasas trans?

Las grasas trans son grasas de origen vegetal y se obtienen de un proceso industrial de hidrogenación.

grasas trans

 

¿Qué es la hidrogenación?

Es un proceso que consiste en añadir hidrógeno al aceite, parte de las grasas poliinsaturadas (llamadas grasas buenas que ayudan a cuidar el corazón) se transforman en saturadas (grasas malas que suelen elevar el nivel de colesterol).

El aspecto físico de los aceites pasan de líquido a sólido.

Estas grasas y aceites son muy utilizados en la industria alimentaria, consiguen alargar la vida del alimento y mejoran la textura.

¿Cómo nos afectan estas grasas?

El consumo de grasas trans se ha relacionado con el sobrepeso, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes…Y según un estudio de la Universidad de California-San Diego que publicó el periódico ABC hace unos días se descubrió que causaba un deterioro de las funciones relacionadas con la memoria.

Yo les digo a mis pacientes que mientras que las grasas trans aumentan la vida útil de los alimentos, reducen la vida de las personas», señala Beatrice Golomb, autora principal. – ABC Salud

 

En Europa, sólo países como Dinamarca, Austria, Suiza e Islandia han obligado a la industria a limitar la cantidad de grasas trans utilizada en los alimentos. La mayoría de los países dependen de que los fabricantes reduzcan voluntariamente el contenido de grasas trans de sus productos.

¿Qué alimentos contienen grasas trans?

-Bollería industrial
-Fast food (hamburguesas, patatas fritas, pollo frito, nuggets, etc.)
-Sopas y salsas preparadas; muchas salsas elaboradas, con sabores irresistibles, contienen grandes cantidades de grasas trans
-Aperitivos y snacks salados, como patatas fritas, etc.
-Palomitas (especialmente las preparadas para hacer en el microondas)
-Congelados, especialmente las pizzas
-Productos precocinados (empanadillas, croquetas, canelones, etc.).
-Helados y cremas no lácteas para el café
-Galletas, donuts, magdalenas, barritas de cereales, etc.
-Margarinas, aunque algunas clases que han sido sometidas a procesos de hidrogenación han conseguido reducir en gran medida la cantidad de grasas trans de su composición.

 

La única forma de saber si un producto contiene grasas trans es leyendo la etiqueta, en la lista de ingredientes es donde indica si el producto tiene grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *