Ensaimadas caseras

Creo que no he hecho bien en hacer ensaimadas caseras…Están muy buenas y es bajar a la cocina, verlas en la bandeja y querer comérmelas todas!!

Ahora en serio, no es porque las haya hecho yo es porque hacía tiempo que no comía una ensaimada y no recordaba que estuvieran tan buenas.

La elaboración no es difícil, pero lleva su tiempo.

Primero hay que hacer la masa madre, dejarla fermentar, luego amasar, dejar reposar un poco, dividir, formar y fermentar de nuevo…La segunda fermentación es la más larga, puede que necesiten un mínimo de 4 horas para que dupliquen de volumen, pero no es necesario que estés controlandolas.

read more

Pan preñao

Pan preñao

Hoy traigo una nueva receta de pan, pan preñao.

El pan  preñao es típico del norte de España (La Rioja, Cantabria y Asturias), se suelen rellenar de un buen chorizo o panceta.

Una receta deliciosa de tantas que suelen elaborar en el norte y que podemos dar gracias de conocer y aprender de ellas.

 

pan_preñao

 

Ésta receta la he sacado del blog http://www.directoalpaladar.com, he utilizado la mitad de todos los ingredientes.

Ingredientes:
250 gramos de harina de fuerza
5 gramos de sal
150 ml de agua
20 gramos de levadura fresca
chorizo

Aireamos un poco la harina junto con la sal en la amasadora.

Diluimos la levadura en el agua, y la añadimos poco a poco mientras sigue amasando.

Velocidad mínima, evitando que se recaliente la masa.

Cuando hayan pasado 10 minutos, veremos que la masa está menos pegajosa. La retiramos y la trabajamos un poco en la mesa, previamente enharinada.

La dejamos reposar cubierta de un paño 10 minutos para que se relaje.

La dividimos en porciones de 50 gramos.

Repito como en otras recetas:

Una regla fundamental que hay que saber, nunca dividir con la mano desgarrando la masa. Siempre con un cortapastas, haciendo cortes limpios y los menos posibles. Esto no es broma, si se hacen muchos cortes y luego se reunifican se producen modificaciones en la masa que pueden influir en el resultado, si se desgarra peor aún porque se rompe la estructura.

Y antes de bolear las porciones, a cada una de ellas le introducimos un trozo de chorizo crudo. El trozo de chorizo que sea acorde al tamaño de la porción porque al bolear debe quedar escondido.

Boleamos, os dejo un vídeo de mi amigo Ibán Yarza como siempre por si no habéis visto ninguna receta de pan anterior.

Y cuando tengamos el bollo bien boleado y el chorizo bien escondido, dejamos fermentar hasta que duplique de tamaño.

Horneamos a 190º durante 15 minutos, el tiempo depende del tamaño de los bollos.

Cuando tomen un color dorado y la parte inferior suene hueco estará listo.

Dejamos enfriar sobre rejilla.

pan_preñao

 

Mirad que alveolado tiene la miga del pan, mmmmm….

Esta vez mientras se horneaban los bollos no he puesto un bol con agua para que crease vapor, por eso los bollos tienen un color apagado y sin brillo.

Quedan más bonitos si se cuecen al vapor, también se pueden pintar con un poco de huevo batido.

 

La receta me ha gustado mucho, aunque puede que en otra ocasión haga otra para ir probando.

 

Espero que os haya gustado, hasta la próxima receta!

 

Más en LaWebcinera Facebook y LaWebcinera Twitter. Sígueme!!

 

Pan de hamburguesa

Pan de hamburguesa

Me he propuesto probar varias elaboraciones de pan para hamburguesa.

La elaboración de hoy trata de un pan de leche, como siempre basándome en un libro de cómo hacer tu propio pan en casa pero con algún ligero cambio.

Uno de los retos difíciles del pan es que por el paso de los días se siga manteniendo bien, siempre conservado en una bolsa de algodón.

Evitando que quede muy gomoso al día siguiente o que termine siendo muy duro.

 

pan_de_hamburguesa

 

Ingredientes:
500 gramos de harina (yo utilicé fuerte, pero se puede poner un 70% fuerte-30% floja)
300 ml de leche
75 gramos de mantequilla
1 huevo
1-2 cucharadas de miel
1 cucharilla de sal
20 gramos de levadura fresca
semillas de sésamo
huevo batido para pintar

 

Dejamos la mantequilla fuera de la nevera un poco antes de elaborar para que se ablande.

Calentamos un pelín la leche (tibia) para deshacer en ella la levadura.

Incorporamos en la amasadora la harina y la sal, la ponemos en marcha a la mínima potencia para que vaya aireándose.

Cuando se haya aireado un poco añadimos la mantequilla ablandada a trocitos.

A continuación añadimos la miel y el huevo.

Por último, se añade la leche con la levadura disuelta. La leche cuando la vayamos a añadir a la harina debe estar a temperatura ambiente, sólo debe estar un pelín caliente para que sea más fácil disolver la levadura, pero cuando vayamos a integrarla es necesario que este fría para evitar una reacción de fermentación muy rápida.

Amasamos a potencia 1 o 2 si es necesario y la masa lo permite, yo suelo dejarla al 1 porque si aumento de potencia la masa se recalienta en el bol y eso tampoco es bueno.

Pasados 5-10 minutos la retiramos del bol y la trabajamos un poco en la mesa previamente enharinada.

Se trata de una masa pegajosa, así que nos costará un poco trabajarla porque se pegará en la mesa, en nuestras manos…Debemos de añadir un poco de harina para ayudarnos, pero no excesiva porque pasará a ser una masa seca y no quedará lo jugosa que queremos.

La dejamos reposar 10-15 minutos en la mesa con un paño encima.

Una vez reposada la dividimos en porciones de 100 gramos.

Recordad lo que os dije el otro día respecto a la división:

Una regla fundamental que hay que saber, nunca dividir con la mano desgarrando la masa. Siempre con un cortapastas, haciendo cortes limpios y los menos posibles. Esto no es broma, si se hacen muchos cortes y luego se reunifican se producen modificaciones en la masa que pueden influir en el resultado, si se desgarra peor aún porque se rompe la estructura.

Una vez dividida la masa en porciones, boleamos y dejamos los bollos encima de la bandeja en la que vayamos a hornearlos.

Os dejo un vídeo de nuevo de Ibán Yarza para que veáis como se bolea.

Cubrimos con un paño y dejamos el tiempo que necesite hasta que veamos que han doblado de volumen.

Aquí es cuando os olvidáis un poco de la masa y hacéis marcha, os vais pasando de vez en cuando hasta que esté lista.

Precalentamos el horno a 200º.

Pintamos de huevo batido con mucho cuidado para que no se desgasifique, para que me entendáis mejor,  como se ha hinchado de la fermentación la masa está suave, muy esponjosa si presionamos al pintar se bajará como si se tratase de un bizcocho. Hay que pintarla con mucho cuidado y tacto.

Añadimos un poco de sésamo y horneamos a 190º, si vemos que la superficie se nos está dorando demasiado colocamos un poco de papel de plata encima cubriendo hasta que el resto del bollo esté.

Más o menos en 15 minutos debe estar, pero lo mejor es comprobar si pesa mucho es que aún le queda, si golpeamos un poco la parte inferior y no suena hueco necesita un poco más.

Lo dejamos enfriar en rejilla inmediatamente, y ya tenemos listo nuestro pan de hamburguesa.

 

pan_de_hamburguesa

 

Espero que os haya gustado, hasta la próxima receta!

 

Más en LaWebcinera Facebook y LaWebcinera Twitter. Sígueme!!

 

 

Pan de centeno

Pan de centeno

 

Hoy vengo con una receta sencillísima, pan de centeno.

Para elaborar pan no es necesario una panificadora, se puede amasar en una amasadora tanto si es de mano o de sobremesa e incluso se puede hacer a mano.

El pan necesita fermentación, pero no hay un tiempo concreto. Depende de muchísimas cosas, de la temperatura y humedad del ambiente, del tipo y la cantidad de levadura, de la temperatura que tenga la masa, del tipo de harina…

La fermentación se inicia en el amasado y finaliza cuando se alcanzan los 55ºC (en la cocción).

Hay que olvidar la masa, dejarla tranquila. La cubrimos con un paño y de vez en cuando le echamos un ojo para ver sin tocar ni destapar la masa, cuanto volumen ha crecido.

Eso sí, cuando digo sin tiempo concreto no me refiero a dejarla fuera de la nevera de un día para otro más de 12 horas porque puede que haya una sobrefermentación, y nos lleve a alteraciones en el sabor, textura y aroma del pan. Vamos que no hay solución en una masa sobrefermentada que no sea tirarla a la basura.

 

pan_de_centeno

 

Bueno, pues así, sin misterios, he elaborado estos bollos de centeno.

Compré de Lidl una harina, cito tal cuál: “Premezcla para pan integral de trigo y centeno con levadura seca y masa fermentada añadidas”.

Lo primero que pensé fue que me libraba de añadir yo la levadura y poder equivocarme poniendo de menos o de más, segundo que si lleva masa fermentada es que lleva masa madre añadida que eso me proporcionaría comodidad y algo de confianza.

Hacer una masa madre es tenerla prevista desde el día anterior pero en esta ocasión podía ponerme manos a la obra de inmediato ya que la tenía incluida en la mezcla, y cuando digo confianza me refiero a que si la descripción era tal cuál el resultado iba a ser bueno.

Y tan bueno…

 

pan_de_centeno

 

He seguido tal cuál la receta que pone a un lado del envase, aunque el procedimiento no ha sido el mismo.

500 gramos de premezcla junto a 370 ml de agua templada, se amasa durante 5 minutos.

Pasado ese tiempo he retirado la masa del bol, la he trabajado en la mesa (pero apenas) dejándola de forma redondeada.

He engrasado el bol y he dejado la masa dentro cubierta con un paño, el envase te sugiere que la dejes reposar 30 minutos pero a mi me ha resultado excesivo. Así que yo la he dejado 10-15 minutos como hacíamos en clase, para que la masa se relajase después de ser amasada.

Una vez pasado ese tiempo, se divide.

Una regla fundamental que hay que saber, nunca dividir con la mano desgarrando la masa. Siempre con un cortapastas, haciendo cortes limpios y los menos posibles. Esto no es broma, si se hacen muchos cortes y luego se reunifican se producen modificaciones en la masa que pueden influir en el resultado, si se desgarra peor aún porque se rompe la estructura.

Una vez dividamos la masa en porciones del mismo tamaño, boleamos y dejamos fermentar. Por comodidad las dejaría fermentar sobre la placa en la que vayamos a hornear.

Os dejo un vídeo donde Ibán Yarza está boleando una porción de masa, para que sepáis como se hace.

Cuando las porciones hayan doblado de volumen, no sé exactamente cuanto tiempo ha transcurrido quizás una hora o más, espolvoreamos un poco de harina por encima.

Introducimos un bol apto con agua en el horno para que produzca vapor, y una vez precalentado a 200º  metemos la bandeja con los bollos y los horneamos a 190º.

El pan de centeno es de color tostado así que por el color no podemos saber cuando ha terminado la cocción, pasados 10-15 minutos tenemos que ir comprobando. Si la porción de pan vemos que pesa es que aún le queda, tenemos que golpear en la parte inferior si suena hueco el pan está listo.

Aunque el tiempo de cocción depende del tamaño del pan, a mayor tamaño necesitará menos temperatura y más tiempo.

Luego dejamos enfriar los bollos en una rejilla, necesita que el aire circule por todas las zonas.

Si dejamos enfriar el pan en una bandeja de horno se humedecerá y quedará blando.

Una vez esté frío se conservará mejor en una bolsa de algodón en un lugar fresco y seco.

 

 

Espero que os haya gustado, hasta la próxima receta!

 

Más en LaWebcinera Facebook y LaWebcinera Twitter. Sígueme!!

 

Bocadillo mediterráneo

Bocadillo mediterráneo

La receta de hoy trata de un bocadillo que he bautizado como mediterráneo.

Hay que tener presente siempre, que podemos disfrutar de ingredientes que nos ofrece nuestra dieta mediterránea que muchos ya quisieran.

Comer sano no es tan difícil como creemos, hacernos un rico bocadillo o una hamburguesa de ternera en casa siempre nos costará más barato que comérnosla fuera y estoy segura que será de mucha mejor calidad.

 

ingredientes_del_bocadillo

 

Aquí os dejo los ingredientes con los que hice ayer unos bocadillos para cenar.

Un tomate Raf, un rulo de queso de cabra, una lechuga fresca, pechuga de pavo, un huevo que me encontré en la nevera solitario y un buen aceite de oliva virgen extra Echinac.

Tosté un poco el pan en la plancha y añadí el resto de ingredientes, en muy poco tiempo lo tenía preparado y cenamos estupendamente.

Esto demuestra que el tiempo no es el problema de que comamos mal.

 

Aprovecho este post para hablaros como consumidora de la pechuga de pavo cocida Erre de Vic.

Me parece estupendo que las empresas tengan cada vez más en cuenta los alérgenos, sobretodo por el consumidor, ya que puede consumir el producto más tranquilamente.

Como pechuga de pavo cocida su sabor era algo soso, aunque estaba buena.

Pero…Siempre hay un pero. Lo que no me gustó nada es que a pesar de llevar unas láminas de plástico que separaban las lonchas, se rompían.Estaban muy apegadas entre ellas, así que al final al bocata lo que le añadí son migajas de pechuga de pavo.

Me quitó más tiempo intentar separar las lonchas que montar el bocadillo.

Os dejo un vídeo para que veáis como quedó el bocadillo.

 

Espero que os haya resultado interesante, hasta la próxima!

 

Coquetes fregidetes

Coquetes fregidetes

Como os comentaba ayer, cuando vivía en casa de mi madre y el día era lluvioso o hacía mucho frío ella solía hacer para merendar coquetes fregidetes y una taza de chocolate.

Ahora como vivo en Valencia no podemos merendar juntas esta delicatessem, aún así he querido continuar con la tradición.

Ésta es una de tantas elaboraciones que he aprendido de mi madre.

Fijaos que receta más sencilla, con ingredientes que solemos tener en casa y el resultado tan bueno que obtenemos.

coquetes_fregidetes

 

Ingredientes;

250 gramos de harina (yo gasté de 1/2 fuerza, quiero decir que puse harina de repostería y de fuerza)

Menos de un vaso de agua

1/2 sobre de levadura royal (o 25 gramos de levadura fresca)

una pizca de sal

 

Como si se tratase de una masa de pizza o de pan, mezclamos la levadura con la pizca de sal.

Si utilizamos la levadura fresca la mezclamos con el agua tibia hasta disolver bien del todo.

Si en cambio la que utilizamos es la levadura en polvo la añadiríamos después del agua, para evitar que la sal y la levadura entren en contacto.

Formamos un volcán con la harina y en el centro añadimos el agua.

Si no recuerdo mal, una vez utilizó cerveza en vez de agua y estaban buenísimas. O la hizo con agua pero le añadió algo de cerveza, le preguntaré a mi madre. El caso es que estaban buenísimas, la cerveza le dió mucho más sabor.

Amasamos bien (no se trata de pan, no requiere un gran amasado), formamos una bola y dejamos reposar unos 30 minutos.

Pasada la media hora, le hacemos un pequeño agujero en el medio de la masa, añadimos un pelín de aceite de oliva y amasamos de nuevo.



Engrasamos un poco la mesa con aceite de oliva, sacamos la masa del bol y con las manos dividimos bolas más o menos del mismo tamaño.

Cada bola se estira con un rodillo o con la mano, como os sea más fácil. La hacemos de forma redondeada y la ponemos en una sartén con abundante aceite caliente.

Pinchamos con un tenedor las pequeñas burbujas que salgan, cuando tome un color dorado el damos la vuelta.

Cuando esté la retiramos y dejamos sobre papel absorbente.

Así hasta terminar con toda la masa.

coquetes_fregidetes

Acompañamos de un rico chocolate…Mmmmmmmmm rico, fácil, barato…¿Que más se puede pedir?

 

webcinera-mailchimp1

Si te ha gustado la receta haz click ahora en el banner y recibirás una selección de las mejores en tu e-mail. ¡ES GRATIS!

Cómo elaborar una Pataqueta

Cómo elaborar una Pataqueta

Os preguntareis, ¿que es la Pataqueta?

Pues eso mismo me preguntaba yo, y resulta que la pataqueta es una especie de pan chapata pero valenciano de toda la vida.

Es el pan que solían llevarse los agricultores valencianos cuando iban a la huerta a trabajar.

Ingredientes;

5 kg de harina 160w (media fuerza, 80% fuerte – 20% floja)

3000 ml de agua

100 gramos de sal

25 gramos de harina de malta

1000 gramos de masa madre

30 gramos de mejorante

15 gramos de levadura deshidratada

 

Introducimos en la amasadora los sólidos (harina de trigo y de malta, sal, azúcar y el mejorante), ponemos en marcha la amasadora y aireamos los ingredientes.

Poco a poco añadimos el agua mientras la amasadora sigue en marcha.

Por último, añadimos la levadura deshidratada y la masa madre.

La duración del amasado es de unos 30-35 minutos.

Espolvoreamos un poco de harina en la mesa, retiramos la masa de la amasadora y la trabajamos en la mesa, pero apenas.

La dejamos reposar en bloque para que se relaje durante 10 minutos, la cubrimos con un paño y esperamos.

Cuando haya pasado este tiempo, dividimos en porciones de 350 gramos.

Con esta receta salen aproximadamente 24 pataquetas, como os decía antes, para elaborarlo en casa es mejor ajustar las medidas.

En casa no solemos tener la maquinaria necesaria, ni el espacio necesario para tanta cantidad.

Les hacemos un boleado ligero a las porciones.

Dejamos reposar las porciones cubiertas con un paño durante unos minutos.

Se aplana con la mano la masa y con un cortador le hacemos un corte desde el epicentro, separamos con las manos creando como una especie de pellizco en la masa.

La masa queda como en la foto, una especie de haba.

pataqueta_casera

Dejamos las porciones sobre papel de horno bien enharinado.

Les realizamos dos greñas a cada pan y dejamos fermentar.

En clase, los hemos dejado fermentar durante 24 horas previamente humedecidos y en un carro cubierto en plástico.

En casa, lo dejamos reposar en un sitio cálido, en el horno a temperatura muy bajita hasta que doble de volumen.

Antes de hornear enharinamos las piezas.

Horneamos a 180º durante 30 minutos, recordad que si lo horneáis en casa para crear vapor hay que introducir en el horno un recipiente con agua.

Una vez horneado el pan, lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

pataqueta_casera

Y con un pan tan rico como este, podemos hacer tostas de todo tipo como vemos en la foto.

De anchoas con tomate cherry, sobrasada y queso gratinado, etc…

 

Espero que os haya gustado, hasta la próxima!

Pan de pita (prueba 1)

Pan de pita

El título lo dice bien claro, pongo pan de pita (prueba 1) porque es la primera vez que elaboro pan de pita en casa.

Sinceramente, quedó muy bueno aunque no salieron muy ahuecados, puede que fuese porque dejé las porciones bastante gruesas y en otras recetas que he visto les pasan el rodillo, las dejan más finas y durante el horneado se hinchan.

Así que repetiré y probaré otras recetas para comparar resultados.

Esta receta en concreto me la dieron cuando solía asistir a unas clases teóricas gratuitas de cocina que impartían en un centro comercial de Valencia.

Los profesores que solían dar clases allí son cocineros que trabajan en Valencia Club Cocina, donde suelen impartir clases prácticas de pago.

Os dejo un vídeo como siempre y la explicación de la receta.

Ingredientes para el pan de pita  (para 6 unidades);

13 gramos de levadura fresca
1 pizca de azúcar
200 ml de agua templada
225 gramos de harina de fuerza
1/2 cucharadita de sal
2 cucharadas de aceite de oliva

Ingredientes para el relleno de 4 panes de pita;
250 gramos de solomillo de cerdo
1/2 pimiento verde
1/2 cebolla
c/s de salsa de soja dulce
c/s sésamo
sal y pimienta
1 tomate
queso curado
mayonesa

Antes que nada, precalentar el horno a 200º con la placa dentro.

Para crear un poco de humedad en el horno, introducid un bol con agua.

Para el pan de pita, disolvemos la levadura en el agua templada y añadimos el azúcar.

Dejamos reposar la mezcla 15 minutos.

Mientras cortamos la cebolla y el pimiento verde en juliana, reservamos en un bol.

Limpiamos de grasa y tendones el solomillo, reservamos.

Una vez hayan pasado los 15 minutos, en un bol ponemos la harina, añadimos la levadura disuelta y el aceite de oliva. Amasamos un poco y añadimos la pizca de sal.

Amasamos en el mismo recipiente con las manos, debe quedar un poco blanda pero si queda muy pringosa e incluso líquida, añadimos dos cucharadas de harina.

Dejamos fermentar envuelta en film, una hora.

Mientras cortamos las rodajas de solomillo en tiras alargadas.

Salpimentamos la carne.

A continuación en un wok con un poco de aceite, pochamos la verdura con una pizca de sal.

Incorporamos el solomillo, lo doramos y añadimos un chorrito de salsa de soja dulce y un poco de sésamo.

Lo retiramos del fuego una vez que la salsa haya reducido.

Cortamos el tomate a tiras y lo reservamos fresco.

Cuando haya pasado el tiempo de fermentación, dividimos la masa en porciones.

En una superficie enharinada las aplastamos con la mano dejando un dedo de grosor.

La forma no tiene por qué ser redonda perfecta, lo mejor es hacerlas a mano queden como queden.

Las colocamos sobre la placa bien caliente, horneamos a 190º hasta que tomen un ligero color dorado por la superficie.

Una vez horneado el pan, lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando esté frío lo abrimos, le untamos un poco de mayonesa, le añadimos el salteado, el tomate fresco y las lascas de queso.

Mmmmmmmmmm….que rico!