Pastel tricolor

Ésto si que es una manera original de comer verdura, ideal para engañar un poco a los niños que odian las veduras como para sorprender a tus invitados por la novedad.

No es una receta difícil, pero es entretenida y lleva su tiempo.

Ingredientes;
250 gramos guisantes congelados
1/2 coliflor pequeña
200 gramos de espinacas congeladas
4 huevos
200 ml de nata
2 dientes de ajo
aceite de oliva
sal
pimienta negra

 

Lo primero que hay que hacer es prepararnos un molde adecuado para introducir en otro con agua, ya que vamos a cocer el pastel al baño maría. Podeís hacerlo en un molde de plum-cake, o en cualquier molde que os parezca original y sea pueda introducir en agua.

Encamisamos con mantequilla el molde para poder desmoldarlo fácilmente y lo reservamos.

Precalentamos el horno a 200º, y tenemos listo un molde con agua.

Una vez tengamos ésto, empezaremos con la elaboración;

Separamos la coliflor a ramos y la cocemos al vapor.

Batimos los huevos con la nata, una pizca de sal y pimienta. Dividimos en tres bols a partes iguales y reservamos en la nevera.

Picamos un diente de ajo, lo doramos en una sartén con aceite y añadimos las espinacas descongeladas y bien escurridas. Espolvoreamos una pizca de sal, las probamos y cuando de sabor y textura estén buenas las introducimos en el vaso de la turmix y trituramos hasta obtener un puré. Dejamos que se enfríe un poco y mezclamos con un bol de la mezcla anterior. Introducimos en el molde y horneamos a baño maría durante 10-15 minutos aproximadamente a 190ºC.

Mientras se cuaja repetimos la operación con la coliflor una vez cocida. La salteamos en una sartén con un diente de ajo picado, lo pasamos todo al vaso de la turmix en caliente y trituramos hasta obtener un puré. Mezclamos con uno de los dos bols que nos quedan, trituramos todo de nuevo e introducimos en el molde cuando veamos que la mezcla anterior haya cuajado. Horneamos al baño maría 10-15 minutos más.

Por último realizamos la misma operación pero con los guisantes, los salteamos en la misma sartén con una pizca de sal. Cuando estén buenos los trituramos hasta obtener un puré y mezclamos con el único bol que nos queda. Trituramos todo de nuevo e introducimos en el molde cuando comprobemos que la anterior mezcla esté cuajada. Horneamos 10-15 minutos más al baño maría.

Cuando comprobemos que la última mezcla está cuajada, habrán transcurrido unos 45 minutos en total aproximadamente.

Retiramos del horno, dejamos enfriar en el molde y cuando haya pasado un rato desmoldamos con mucho cuidado.

 

Es entretenido, ¿verdad? La receta original es con lombarda, coliflor y espinacas, pero podeís hacerla con la verdura que más os guste.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *