Migas de harina

Migas de harina

Las migas soy algo entretenidas, porque en cuanto incorporas harina en el agua ya es imposible soltar las manos de la cazuela.

Este post va dedicado a la chef, mi madre que fue la que elaboró esta receta tan laboriosa.

Y es que con estas migas de harina, se pierde la noción del tiempo…

 

migas_de_harina

Ingredientes;

400 gramos de harina

750 ml de agua

aceite de oliva

4 sardinas

sal

Opcional;

Tacos de panceta

pimiento rojo seco

 

Por una parte en una sarten con aceite de oliva, freímos las sardinas una vez que estén limpias y desescamadas.

Una vez hechas las reservamos.

Por otra parte, hervimos los 750 ml de agua con sal en una cazuela mediana, donde después podamos añadir la harina y removerla.

Cuando empiece a hervir, le incorporamos la harina de golpe.

Con una espátula empezamos a remover y a separar la masa poco a poco a fuego bajo.

Cuando veamos que se nos queda un poco de harina apegada en el fondo de la cazuela, vamos poco a poco retirándola con la misma espátula.

Si llevamos un rato removiendo y vemos que la masa queda muy pringosa, añadimos un poco más de harina.

Cuando llevemos ya un ratito así, le añadimos un poco de aceite del que hemos utilizado para freír las sardinas.

De este modo le aportamos más sabor a las migas.

Le subimos un poco de potencia al fuego y seguimos separando y removiendo la masa, poco a poco las migas se van cociendo y se van haciendo pequeñas bolas.

Al rato, añadimos un poquito más de aceite de freír y continuamos removiendo.

Para que las migas queden sueltas las salteamos encima de la espátula, de este modo se van secando y quedan mejor.

Cuando logremos que queden bolas pequeñas, que queden sueltas y no estén pegajosas estarán listas.

Incorporamos las sardinas a la misma cazuela y las cubrimos con las migas, así hasta que las consumamos absorberán todo el sabor.

 

migas_de_pan

 

Si queremos cubrir la cazuela, lo haremos con un paño de algodón. Nada de cubrir la cazuela con una tapa o un plato, porque de la humedad las migas se harían blandurrias.

Las podemos consumir frías o calientes, están igual de buenas.

Os dejo un vídeo explicativo.

Probadlas y ya me contaréis que os han parecido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *